20061212

Y ya cayó

No tengo mucho que decir. Estaba con mi mujer y una de mis hijas en una librería, cuando uno de los vendedores le dice a otro: "saca más libros de Pinochet, que se acaba de morir".
Miré a mi hija que a su vez miraba un libro infantil.
Pensé: "no me cagaste, viejo conchetumadre. Sobreviví a ti. No definiste mi vida".
Es ridículo, porque en la adolescencia uno debería estar preocupado de otras cosas, pero de verdad yo estaba preocupado por Pinochet, y me angustiaba que él y su dictadura existieran. Y recuerdo entonces haber tenido el temor de vivir con él para siempre, de que me importara siempre, de que las vidas de los dos estuvieran tan enredadas que parte de él viviera en mí.
Tiré un par de piedras con pésima puntería, fui apoderado del no.
Pero también logré respetar a los que no pensaban como yo. Fue un largo y difícil camino que el VC (viejo culiado) no hacía fácil.
Se murió y se murió no más.
Se murió y yo estaba en otra y me alegro de haber estado en otra.

9 comentarios:

Olacht dijo...

Es curioso, hoy pensaba lo mismo. Una de las cosas más valiosas y que rescato de la mala suerte de crecer en dictadura es que puedo relacionarme y trabajar con gente que no piensa igual que yo. MIra que aquí en España la división es de thriller.
Valoré mucho como interveniste en los debates del medioblog.

Carlos Valencia dijo...

Yo también paseaba con mi hija. Andaba en otra, cuando de regreso a la casa, la televisión me abofeteó con la noticia. Hasta me salté una deliciosa siesta que puso a descansar a mi esposa y mi hija por ver los detalles. Sin embargo, yo creo que Pinochet sí marcó y definió mi vida. Contra mi voluntad, por supuesto. Y de todo esto rescato el poder de la memoria, más necesaria ahora que nunca, para no vivir otra vez con miedo.
Saludos
CV

la pe dijo...

hace tiempo que no pasaba por acá. Bueno llegué por tus respuestas en el medioblog y me hubiera gustado que eso mismo lo postearas acá, está bien clarito.

El gran tema para mí es que varia gente se liberó estos días, y me parece excelente, porque vivir en un mundo de sonrisas sarcásticas y cínicas es sordido.

Ahora bien, según mi opinión, y porque ando bastante realista, creo que el golpe y todas estas cosas pueden volver a pasar perfectamente. Porque llegará el día que la Concertación decida dejar la política de consenso que ha tenido, una porque no le quedó otra salida al ppio por no tener mayorías parlametarias y dos porque ahora que las tiene, debe atreverse y eso no es fácil, y entonces cuando lo haga y comience a hacer verdaderas reformas al modelo, los empresarios, dueños del duopolio de medios de comunicación, que a su vez, son mantenidos por publicidad acorde ideológicamente (extraño que The Clinic y TVN tengan mayor lectoría y sintonía, que otros medios, y que no tengan la inversión correspondiente a ello)comiencen a pensar que la gallina de los huevos de oro se la quieren quitar y comience el secretismo, las influencias, llamados para acá para allá, y todo vuelva a pasar.
Aunque finalmente fuimos un poquito títeres no? la Cía entrenó a la Dina, y Cuba se burlaba de sus compañeros chilenos porque no se atrevían a "actuar"....

Con pistolas, para todos es fácil.
Pero con la mente...

Y bueno, yo ese día, desperté a las tres porque había carreteado y mi hermana me dijo: Se murió Pinochet.


salU2

la pe dijo...

No me deja entrar como blogger? qué pasará?

Tengo una pregunta. ¿Es verdad que O'Higgins fue el que prohibió los carnavales en su época y que supuestamente de ahí vendría este ánimo fiestero reprimido que algunos tienen?

Ojalá que salga algo de eso en la biografía que escribes, para aclararlo.

Alfredo Sepúlveda dijo...

Este blog se ha puesto medio raro desde que cambié a beta, pero si tienes beta, tienes que entrar con tu cuenta google, debe ser por eso.
En Chile no hubo tradición de carnavales en la colonia, hasta donde yo sé, pero no he visto el tema que me planteas en detalle. Le echaré un vistazo.

Estimado anónimo: te borro los post porque son ofensivos y porque son anónimos, lo que no habla muy bien de ti, así que te hago un favor. Además, hace un año y medio que dejé ese trabajo donde no te gustaba que yo trabajara. El argumento que usas es pésimo y bien añejo. Son muchos los periodistas de prensa escrita que han pasado por El Mercurio, te sorprenderías de la lista. Si no te gusto, es muy fácil: abstente de leer este blog y de seguir tan de cerca mi carrera. Serán pocos los que lo leen, como tu dices, pero qué paradójico que tú estés entre ellos.
Te confieso que me das susto: se nota que me conoces porque das datos de mi vida personal y las mezclas con ofensas. Así que veo que las prácticas pinochetistas no son patrimonio de un solo lado: tu lado CNI te sale muy fácil.
Estimado o estimada anónimo: próximo post como los anteriores y voy a la brigada del cibercrimen porque no me interesa que se metan con mi familia. ¿Estamos? Nadie te ha puesto una pistola en el pecho para que me andes pendiente de mí, así que déjame tranquilo.

Matías Rojas dijo...

ya cayó y ahora las vidas continúan.

bien.

saludos

el injenierillo dijo...

y todos opinan, incluso unos viles ingenierios del sur del país.
Lee el especial de "El Injenierillo"
muerte del dictador.
saludos

Vero dijo...

el viejo se murió y uno estaba ya en otra.
¿Habría sido igual si se hubiera muerto antes o después?
Quién sabe.
Para mí fue mejor estar en otra.
Saludos.
vero

Tomás H. dijo...

Rescato eso que dices de respetar a los que no piensan como uno, o tener amigos "del otro lado". Pero siento que -y supongo que es responsabilidad de todos- eso se perdió un poco en estos días. Una pena.