20060804

Un gorro de lana


Como estoy escribiendo el libro de O'Higgins, con esto del puente a Chiloé creo que puedo añadir algunos elementos al debate.
¿Por qué será que Santiago, cada vez que puede, les da una patadita -pequeña, que no se note- en el culo? El puente para unir la isla al continente sale muy caro. Todavía se pueden usar los ferrys. Bueno, lo mismo se dijo a fines del s. XIX cuando se decidió construir el viaducto del Malleco, que hizo posible que el tren entrara en la Araucanía: "¿para qué? Todavía se pueden usar los burros".
Los chilotes fueron, salvo contadas excepciones, partidarios del rey de España en el periodo de la independencia. Dependientes casi siempre de Lima, y no de Santiago, nutrieron al ejército del virrey que combatió a los O'Higgins, a los Carrera y después a los San Martín, y los Las Heras, hasta que quedaron casi sin población masculina. Durante el periodo que se llama de la Patria Vieja, se alistaron y fueron unos feroces rivales de los huasos del valle central, obligados a enrolarse al paso del "ejército restaurador" de Carrera. Se les acabó el impulso, eso sí, cuando sus generales los obligaron a seguir avanzando al norte de Concepción: ellos estaban dispuestos a retomar hasta la actual octava región. En el norte muchos desertaron. Después, fueron activos participantes -siempre del lado del rey- de la batalla de Rancagua. En Chacabuco las fuerzas combinadas de chilenos y argentinos hicieron pebre al batallón Chiloé.
Chiloé fue lo último que se conquistó del proceso de independencia. Hay que decir que el ejército chileno fue derrotado dos veces por los chilotes antes de eso: en 1820 y 1824. El tratado que terminó las hostilidades, recién en 1826, los reconoció como chilenos y les respetó propiedades y cargos, pero nunca, realmente, hubo un proceso formal de reconciliación con el resto del país. El puente habría sido una bonita oportunidad para terminar con eso de una vez con todas y dejar de mirarlos como marcianos, como "mágicos", como gorros de lana, y empezar a considerarlos iguales.

3 comentarios:

Juan Pablo Tapia dijo...

Interesante lo del libro de O'Higgins!!! Ahora sobre el puente, es impresentable que la Presidenta haya pedido una solución alternativa, EN UNA SEMANA!!!

vagabundo dijo...

Que buena!
En pocas partes se sabe que los chilotes fueron partidarios del rey de España. Según un profe que vivió un tiempo por esos lares, aún hay algunos que zetean y reniegan de la nacionalidad chilena.
Igual, el puente como bien dices hubiera significado un brazo, pero pienso que un plan de ese tipo o cualquier otro (si es que hay otro), debe prestar atención a la identidad de los habitantes de esa isla. No sé si sea bueno darles un abrazo asfixiante.

Un dato curioso: en Argentina, despectivamente se les llama "chilotes" a los chilenos. Cosas del fútbol, jé.

Carlos dijo...

Excelente blog..Sus aportes y colaboraciones, serían interesantes en un foro de periodismo que hice hace un tiempo y que ahora es parte del "Capítulo Quillota" del colegio de periodistas... Están invitados.. Voy a postear la dirección de este blog en el foro, si no hay problemas por supuesto.

www.periodismochile.cjb.net