20060525

La Revolución Pingüina

Como toda revolución, ésta de los estudiantes secundarios es más profunda de lo que parece. En la superficie, es una movilización por demandas puntuales. Entre las más citadas –y las menos difíciles de digerir para el gobierno- está la gratuidad de la tarifa escolar extendida hasta cuarto medio, el pase escolar también gratuito y que sirva no solo para la micro, sino para todas las actividades en las que a los escolares se les exija identificación; y la PSU gratis –totalmente de acuerdo: es una vergüenza que la Universidad de Chile, QUE PAGAMOS TODOS LOS CHILENOS, cobre por una supuesta “propiedad intelectual” sobre la PSU; y creo que este argumento vale para todas las universidades del Concejo de Rectores. Entre demandas menos fáciles para el gobierno, la derogación de la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza y la modificación o simple derogación de la Jornada Escolar Completa.
Desde luego, las “menos” son las que apuntan al corazón del problema. Pero hundidas en un magma de palabrería leguleya, las razones se pierden. Lo de la derogación de la Jornada Escolar Completa (JEC) parece ser el argumento más deschavetado. Estrella de la administración Frei jr., la JEC en la práctica hizo que el año escolar tuviera seis semanas más. La lógica estaba de parte de las JEC: a más horas de clase, mejor calidad de la educación. En la práctica, sin embargo, esto no ha resultado como se planeó.
Una encuesta de la Universidad Católica reveló el año pasado que una mayoría de los profesores y los estudiantes se agota con los requerimientos de la JEC (no estoy siendo irónico), y que, más importante, al final del día ésta no ha incidido en una mejora en lenguaje, matemáticas o ciencia, que son las áreas a las que los colegios y liceos destinan más tiempo. Se suponía en un principio que la JEC era también para “otras cosas” (consejos de curso, tecnología, espacios para la innovación). Pero el factor PSU ha hecho que, en la prácitica, sea ocupada para pasar contenidos para ella. O sea, materia, materia y más materia.
Ok, puede ser. No sé si en Japón o Corea o India o Irlanda, países a los que nos queremos parecer, esto sería visto como anormal o "malo". Pero bueno, no soy yo el experto en educación.
Lo de la derogación de la ley (la “
LOCE”, como se la conoce “en el medio"), es, ni más ni menos, acabar con la reforma que Pinochet hizo a la educación: en otras palabras, la educación pública en manos de municipalidades que funcionan o solas o a medias con “sostenedores”. ¿Qué quieren en cambio? El regreso a la educación pública, fiscal.
¿Están locos los pergenios? No sé, no soy el orientador. Sí creo que son unos maleducados… en el sentido estricto de la palabra: han sido educados mal. Pero creo también que, al menos, no les han atrofiado el cerebro tanto como para que no se den cuenta del hoyo en que están. Sí pienso que están tan perdidos como de costumbre: el regreso a la educación fiscal no va a solucionar el doble problema de desigualdad en la educación y de educación de mala calidad: es probable que lo agrande. Si las horas extras en la JEC son “agotadoras”, la solución es hacerlas compatibles con una educación de calidad, no terminarlas e irse a comer pan con palta –los que pueden- a la casa mientras ven a las chicas Mekano (creo que ya no existe, en todo caso).
Los pingüinos no saben lo que quieren, pero lo intuyen y, claro, lo quieren ya. Están reclamando (en rigor, la gran mayoría se está divirtiendo en las tomas y hueveos callejeros, pero el fondo del asunto persiste) que les hagan caso. Que de una vez por todas el Estado garantice la igualdad de oportunidades para todos, y por igual, aunque suene redundante.

Hasta ahora, estos han sido esfuerzos de papel. Ya lo he dicho antes, Gonzalo Vial me cae mal y discrepo de él en un montón de cosas, pero tiene toda la razón: la Concertación ha estado llena de buenas intenciones en educación, pero con ellas no ha hecho sino pavimentar el camino al infierno.
¿Cómo se arregla el asunto? No tengo la solución. Hoy la presidenta Bachelet anunció
una nueva reforma educacional. No dijo nada muy específico ni elaborado, y sonó populachero. Uno tiembla un poco cuando escucha estas cosas. No sé si tenga un plan escondido; es difícil. ¿Se fue al tacho de la basura todo lo que se ha hecho desde Frei? Ojalá Bachelet tenga el coraje y la voluntad política de hacer una reforma de verdad y que lo que dijo hoy quede en la nada, como suele ocurrir. No sé cómo tenga que hacerse esa reforma. Pero, como dicen los pingüinos, tiene que hacerse ya.

______

¿Sabías que el artículo más completo que he leído sobre el asunto (les da bola a los estudiantes) está en un sitio que no pertenece a ningún medio (educarchile.cl)?

¿Sabías que a los pingüinos no les gusta que les digan “alumnos” porque esto significa “sin luz” en griego? Entérate en el
petitorio que le mandaron al ex ministro Bitar el año pasado.

¿Sabías que el
petitorio que le mandaron al ministro Zilic este mes, tiene la frase “una vez más” en su encabezado?

9 comentarios:

Juan Pablo Tapia dijo...

... lo del informe preparado durante un año y que no fue respondido... no pataleen. Oye, guén modelo de cierre de su post. slds

Matías Rojas dijo...

me gustó el tema, ta bien planteado. Es muy interesante la rebelión que hacen los estudiantes. Por una parte los niños aprovechan de perder clases (aunque las tendrán que recuperar los sábados o en vacaciones) y hacen escándalo para que el gobierno se haga cargo de los actuales problemas en la educación chilena: el JEC, PSU y el Pase.
Estoy de acuerdo con lo que piden los pingüinos y de la forma en que lo hacen, es indispensable que no recurran a la violencia o marchas agresivas. Espero(amos) que todo culmine con ambas partes contentas.

Saludos Cordiales

Angélica Bulnes S. dijo...

Mi comentario es más frívolo pero yo he pasado frente al Liceo 7 de niñas estos días de protesta y me da la sensación de que les hace bien salir a la calle un rato. No sólo por lo bien que se ve que lo están pasando si no porque las veo tan organizadas que pareciera que están aprendiendo mucho más que adentro de las clases.

mala idea dijo...

Gracias, Alf, ahora cacho mucho más.

mala idea dijo...

Comentario al comentario de la sra Bulnes: sí, lindo, pero anda a intentar trabajar frente al Liceo 7...

javiera cruz dijo...

me gusto mucho tu artículo. La verdad primer vez que leo algo tuyo. Cuando hablaste del tema de fiscalizar la educación chilena me quedó dando vuelta una pregunta, ¿porque tanto temor a privatizar la educacion? podría ser que el estado tuviera el rol de controlador, de que se respeten los derechos de los estudiantes. Estoy de acuerdo contigo en que fiscalizar la educación no va a solucionar nada, todo lo contrario. Ademas te quiero agradecer que me hayas facilitado los dos petitorios, los lei y me sirvio para entender mucho más todo.

Yo mismo dijo...

Disfrazado de "conceptos" y "planes", el problema es uno solo: LUCAS. Vial sacó los cálculos del mínimo que, según él, se necesita para hablar de algún grado de igualdad en educación: 3 UF al mes por alumno, gasto total. ¿Cuánto se gasta hoy? Ni la mitad.

la pé dijo...

1,2 U.F para ser exactos.

Sí, puede que Vial sólo en eso tenga razón, porque sobre sus conceptos de "familia" - entre otras cosas- expele a clasismo. Leí la columna sobre Hans Pozo y me dieron arcadas por la liviandad y el derecho con que hablaba sobre una persona que murió como todos sabemos.

En todo caso, la solución que él infiere - porque a la plata que se refiere, es que finalmente surga de la privatización de la educación básica y media- tampoco es la solución. El mejor ejemplo es ver la proliferación de u privadas, algunas, con una calidad que deja que desear y que da miedo pensar en los "médicos" -por poner un ejemplo- que saldrán de algunas de ellas.

Demás está decir, que los excedentes del cobre podrían ser aún MÁS ALTOS, si de verdad el Cobre lo manejara el Estado, pero como tiene de socios a empresas privadas, su buen billete tb. se llevan ellos. Pero ese es otro tema no?

me sacaste de mi ausencia por estos lados. Que bueno volver a leer este blog.
salU2

Anónimo dijo...

¡¡ AGUANTE LA REVOLUCIÓN PINGÜINA!!

Republica de Pingüinia