20051105

El fin de don Casimiro


Mi amigo don Casimiro Huerta Valverde, autor de la columna "Malditos jóvenes" de la Zona de Contacto de El Mercurio, me encarga comunicar a todos sus lectores que lo han echado. Lo han hecho, según él, de la manera más brutal y ordinaria: simplemente no lo publicaron más. Ni un mensaje, ni una advertencia. Un día miró el diario y simplemente no estaba.
"Se fueron a esa cuestión del interné", me dijo, "y nunca más supe de ellos".
"Típico de los jóvenes", agregó. "Son todos unos maricuecones, incapaces de hacer frente a la verdad. Pero yo sabía que iba a pasar esto. Fue mucho que durante dos años les dijera en sus caras de nalga que son unos privilegiados retamboreados, mientras los cabros chicos de las poblaciones tienen que prostituirse para comprar una marraqueta. Harto duró la cuestioncita. Al final, parece que los papis de los niños se enojaron (porque a ellos también los trataba de zoquetes retutas de sus tatas, y amenazaron con cancelar las suscripciones)".
Don Casimiro recibe una jubilación de $80 mil por sus cincuenta años en los Ferrocarriles del Estado. La plata que le pagaban en Zona de Contacto era poca, pero por lo menos doblaba sus ingresos.
"Me da lo mismo", me dijo. "Ya estoy muy viejo. No me pudieron matar con argumentos; probablemente me van a matar de hambre. Jóvenes de porquería".
Como primicia, aquí está la última columna de Don Casimiro: aquella que "el editor jovencito" recibió y nunca publicó.

Don Casimiro:
Leo su columna todas las semanas y con algunas cosas que plantea estoy de acuerdo, pero no con otras, como cuando trata mal a los padres de los niños. Yo quiero decirle que me preocupo de mis lolos, y mucho: ellos tienen un excelente grupo de amigos, un grupo de muchachas y muchachos del colegio, de primer nivel, que jamás haría las barbaridades que usted describe. Pongo mis manos al fuego por ellos.
Una mamá.

Mire, señora, no quiero ser irrespetuoso, pero mírese las manos y VÁYASE CORRIENDO A LA POSTA, para que le curen las quemaduras HORRIBLES que tiene. Si no se ha dado cuenta hasta ahora, yo creo que es porque los “angelitos” que usted tanto defiende, simplemente le echan DROGA al tecito que se toma con sus amigas, otra sarta de viejas que NO CACHA NI UNA de lo que pasa.
Así son los jóvenes privilegiaditos chilenos, señora: puras risitas, puras caritas de angelitos, pero la verdad es que la gran mayoría de ellos, mientras los jetones de los padres están en BABIA, salen a hacer puras barrabasadas.
Y no hablo de DROGARSE COMO MONO o tener SEXITO COMO CONEJOS. No señora, esas son batallas perdidas ya: prepárese para ser abuela pronto, y para que los infelices de los padres de esa criatura mezclen la MAMADERA con la MARIHUANA. De lo que hablo es de que los muy desgenerados, pese a que usted y el jetón de su marido SE HAN SACADO LA CONTUMELIA para poner a los “lolos” en el colegio privilegiadito, ellos han tirado AL WATER las oportunidades. En todos estos años de “carrete”, no han aprendido NI LA TABLA DEL UNO, señora.
Le recomiento seriamente, señora, HACERSE LA JETONA hasta el fin de sus días. Se lo recomiendo porque en el fondo, que estos granujas estudien o no da lo mismo: lo único que cuenta aquí es el colegio privilegiadito “de primer nivel”, porque después los compañeritos “de primer nivel” se van a dar trabajo entre ellos no más, y al pobre y triste jetón pobre que viene de un liceo, aunque les de MIL patadas en el tambembe en lo que se refiere a inteligencia, lo van a dejar de junior.
Viva Chile miércole. ¡Qué país más justo, solidario y democrático! ¿verdad?

7 comentarios:

punk con palta dijo...

debo reconocer que muchas veces le preguntábamos a barry como buenos illapus: -¿qué hace aquí? refiriéndonos a este segmento zonero bien atornillado al final de wikén. las respuestas eran silencios o cambios de tema. un tabú fric se olía... en fin. al final y de alguna extraña forma uno extraña también lo que odia.

buen grito póstumo.
slds

Anónimo dijo...

Don casimiro: Ya bastante debe agradecer que lo hayan tenido 2 años repitiendo el mismo chite. majaderamente. semana a semana a semana. se fue tal como llegó, sin pena ni gloria. Así que, don casi, muera tranquilo. A ti alf, buen blog. da vuelta la página, y a trabajar otra vez.

Pd. El nuevo viejo que aparece comentando en la zona.cl no tiene nada que ver con usted, don casimito?

Sebastián dijo...

Mejor que se haya ido así. Un discurso de despedida de don Casimiro podría haber sido demasiado. Pero hay cierto olor a final aquí, está como más reflexivo el viejito. Creo que intuía su final, sabía que era inminente. Te felicito Alfredo por todo tu trabajo y por este blog también.

Sebastián

Anónimo dijo...

viejo casimiro

esta bien que jubiles de nuevo, y te preocupes ahora de tu vieja , de tus nietos, tu gata y tus pajaros

tu tio

Cristóbal Fernández G. dijo...

por fin se fue, era muy fome... al principio era bueno, pero después se trilló, empezó a decir lo mismo todo el rato, cada semana lo mismo. Fue una de las cosas que terminó matando a esa Zona... además... no se llamaba Casimiro Huevos Verdes? tan espantosos son que hasta le cambiaron el nombre a Casimiro Huerta Valverde... qué espanto... y esas supuestas cartas de sus lectores eran muy fomes.. siempr era todo igual... qué bien que se fue y qué bien que la Zona se terminó en papel.

Anónimo dijo...

Don Casimiro: Soy un Profesor de la ciudad de Quillota, de 35 años de edad, y lamento profundamente que su columna en el suplemento Zona haya desaparecido, todo lo que Ud. decia podia comprobarlo a cabalidad en los jovenes a quienes impaerto clases (farreo de oportunidades, microtrafico, embarazos juveniles y un sin numero de otras barbaridades), Ud. era el unico capaz de decirles a la cara lo que yo no podia, pues arriesgo mi trabajo. Una vez mas lamento su ausencia, pero espero que pronto lo veremos en otra seccion, ya que su experiencia inagotable es su mas grande tesoro.

matías dijo...

Quiero saber si Don Casimiro tiene mail porque aunque me encantaba su columna quisiera decirle su verdades, tengo 15 años :)