20051117

Señores TV

Impresiones sobre el debate de anoche.
Hirsch. ¿Qué pasó? ¿Dónde se metió este hombre durante todos estos años? Un Piñera creíble, pero para el otro lado. Según mi humilde opinión, anoche fue el mejor. Creo que lo fue (y no estoy hablando de la “propuesta”; en estos dos últimos posts me interesa solamente el manejo comunicacional de los candidatos), porque fue el único que, de verdad, no le tiene miedo a la discusión. Molesta, atiza, jode, y le sale natural. “El ofertón de fin de año”, one liners, el chiste de mirar el reloj y ver cuántos empresarios se están haciendo ricos mientras transcurre el debate… Es una lástima que el mensaje que envía Hirsch, aunque suene bien, no tiene correspondencia con la realidad. “Cambiar el sistema”. ¿Cómo? ¿A lo Allende? ¿A lo Pinochet? ¿Y qué es el sistema? Ahora tenemos un tremendo superavit, y eso sirve para 2006, pero ¿y 2007? ¿Y 2008? ¿De dónde piensa sacar el billete? Ese es el problema: que nadie, por más chorito que se las dé, puede resolver de verdad. Pero las campañas no están hechas para deprimir, sino para seducir, y Hirsch lo hace bien. Fue, lejos, el más atractivo de los cuatro.
Bachelet pareciera que no quiere ser presidente. ¡Por Dios! Conduce su campaña como si quedaran cinco meses para las votaciones, y mientras todos golpean la mesa, ella le hace cariño. Anoche no tuvo ni un solo one liner. Pero ninguno. Está bien no ser confrontacional, pero en los debates sí pueden serlo, es más, a través de la confrontación de argumentos es que, se supone, los electores pueden sacar sus conclusiones. Bachelet fue ministra de Defensa, se las vio con los milicos, fue ministra de salud, se las vio con los funcionarios… pero en el debate de anoche parecía que nunca hubiera tenido que enfrentar una situación antagónica. Tal vez exagero, dijo eso de que es la única candidata que no es empresaria, que no tiene compromisos. Bueno, no digamos que los sociolistos ni los PPD son tipos que no van a ir a joderla si es presidente recordándole los compromisos, pero en fin, estamos en campaña y ya va haber tiempo para eso. Además (bah, se me olvidaba): ¿qué fue eso de reconocer la baja en las encuestas? No sé si Bachelet esté inventando una nueva forma de comunicación política, ojalá que sí, porque me parece decente reconocer eso, pero hasta el momento ninguna elección en Chile, ninguna, se ha ganado sobre la base del manual de Carreño; más bien se ha empleado –y mal— “El arte de la guerra” (Toda guerra está basada en el engaño).
Lavín se me subió. No se asusten, no voy a votar por él, pero se me subió en términos comunicacionales. No todo el mundo le da vuelta una trampa a Piñera, pero esta vez Lavín lo hizo y hay que reconocérselo: fue cuando Piñera dijo (no tenía para qué) “tú sabes perfectamente bien cual de los dos, Joaquín, va a a pasar a segunda vuelta”; Lavín –y lo estaban pinchando—se apuntó a sí mismo. Al menos vi anoche en Lavín una estrategia: acorralar a Piñera presentándolo como un divisor de la derecha, y llamarlo a la unidad. Me parece a estas alturas una buena movida: está dirigida al corazón de los votos aliancistas, cómo van a votar por el tipo que nos dividió, voten por mí, que aunque él nos dividió, no le guardo rencor y lo llamo a la unidad. Yo soy capaz de unir si soy presidente; él no.. Estuvo bien también al desmarcarse de la UDI: A mí me interesa el bien de Chile, no el del ningún partido (no es cita textual). Se lo he escuchado antes, pero no sé, ahora, en medio del debate, me pareció que por primera vez eso era creíble. Creíble no significa real, eso sí.
Fue raro lo que pasó con Piñera. Hizo una DOÑA declaración que pasó inadvertida. Prácticamente sepultó a la Alianza y clavó en medio de la Concertación un clavo gigante, que ya veremos si logra agrietar el muro: llamó a la creación de una nueva alianza, centrada en él, que junte a la izquierda de la Alianza y al centro y la derecha de la Concertación. Es decir, tácitamente… ¡llamó a refundar la DC! Es casi la ideología de los founding fathers de la Democracia Cristiana… y no creo que Frei Montalva se hubiera revolcado en su tumba anoche. Piñera es lejos el más pillo de los tres, el con mejor manejo comunicacional a largo plazo (aunque anoche, en términos televisivos, brilló menos que Hirsch). Pero comparte con Hirsch, aunque no lo dice, un proyecto diferente al status quo (o al menos dice que lo tiene… bueno, no lo dice tan abiertamente, pero es lo que interpreto de lo que vi anoche). Hirsch sabe lo que NO quiere: lo que hay ahora. Piñera sabe lo que SÍ quiere: refundar la DC que iba a almorzar a la casa de su papá los sábados. Y no es una mala idea. La DC es un partido que no ventila tanto los trapos al sol (como la alianza), pero que está tan fracturado como esta última, y tan decadente como RN. Piñera sabe que la carcaza que lo cobija tiene olor a muerto, y tal como vio un día que estas tarjetitas que prestaban plata podían ser buen negocio, se está dando cuenta de que ese partido que está ahí, a saltos y peos, macuco como siempre pero dividido como pocas veces, y que aún es una buena marca, puede servirle. Creo que, en el hipotético caso de que tengamos a Piñera como presidente, de alguna manera va a ser el cuarto presidente DC. Negocio redondo para Piñera y para la DC. Nadie sabe para quién trabaja.

7 comentarios:

Isabel Brinck dijo...

Gracias por los puntos destacados, Alfredo. Yo no me mantengo al tanto de lo que sucede en Chile salvo por lo que me comenta mi familia y mis amigos. Este recuento estaba conciso e informativo! :)

Tatán dijo...

Gracias por la campaña abierta que haces a mi candidatura. Prometo que serás remunerado. saludos a tu familia.

abrazo
S.P.

NeoGenesis dijo...

naa... absolutamente de acuerdo en todo.. es dificil admitir q la campaña de tatán va bien, sin suponer que uno va a votar por él (es justamente lo que mi familia no entiende), de pronto; advertir algunas estrategias comunicacionales en una campaña, sea de uno o de otro candidato, no está demás... aunq a mi me confunde... la verdad es que no tengo por quién votar... y vamos Bache, si ella no se cree el cuento, entonces como uno se va a creer el cuento por ella, de acuerdo a ese parametro el que tiene más ganas de ser presidente es Lavín y dan ganas de decirle "ya weon, toma, ahí tení, se presidente, a ver que hací...", lo mismo que a bomvalet y la selección...
saludos profe
nelson

NeoGenesis dijo...

sorry, se que se escribe bonvallet, fue un lapsus...

pizarroski dijo...

Creo que los debates están obsoletos. ¿Hay algo más fome? escuchar radio Bethoven tal vez. No sé, las elecciones no se ganan debatiendo aunque me gustaría que así fuera. Piñera la hace bien, pero no existe una campaña capaz de hacerlo ganar. El hombre es empresario y son pocos los que quieren al jefe.

Yo mismo dijo...

Si esto se está interpretando como una adhesión mía a Piñera, olvídenlo. Más cerca del 11 de diciembre haré un post "editorial" en el que me la jugaré por un candidato. Hasta el momento solo estoy analizando la campaña en términos comunicacionales.

Angel Vicioso dijo...

NeoGenesisReload@hotmail.com said...

sorry, se que se escribe bonvallet, fue un lapsus...


A NO NELSON! 0,5 menos!
jajajajuajuaj
;)